blank

Las raíces de la marihuana: descúbrelo todo


¿Qué papel desempeñan las raíces en las plantas de cannabis? Descubre por qué es fundamental vigilar bien su desarrollo y su estado de salud.

Cuando se trata de plantas de cannabis clásico y cannabis legal, los argumentos suelen centrarse en las hojas y, por supuesto, en los tan queridos cogollos.

Sin embargo, hay otra parte de la planta que merece mucha atención: las raíces.

Aunque muchas veces se pasa por alto este aspecto, es fundamental vigilar bien la salud de las raíces de las plantas de marihuana y su correcto desarrollo.

Una planta con un sistema de raíces saludable se desarrollará mejor, mientras que una con raíces mal formadas tendrá dificultades para absorber todos los nutrientes necesarios y, en consecuencia, no crecerá como debería.

Por lo tanto, en este artículo hemos optado por profundizar en todos los principales detalles sobre esta parte de las plantas.

Aclararemos cuáles son los principales problemas comunes que tienen los cultivadores de cáñamo, cómo un mejor cuidado de las raíces podría mejorar la calidad de la cosecha y también veremos otras curiosidades.

Aquí encontrarás todo lo que debes saber sobre las raíces de la marihuana.

Enredo de raíces de marihuana

Raíces de cannabis: descubre su papel fundamental

Las raíces de las plantas de cáñamo legal no deben verse sólo como un simple medio de transporte para la hidratación y nutrición de las plantas, sino que merecen mucha más atención.

Una planta con un gran sistema radicular sano podrá desarrollarse y garantizar una buena cosecha, mientras que una planta con raíces pequeñas (quizás incluso débiles), nunca alcanzará grandes dimensiones ni tendrá un rendimiento óptimo.

Para crecer saludable y expandirse adecuadamente , las raíces de las plantas de cannabis necesitan:

  • el espacio adecuado;
  • buena tierra;
  • alimentación adecuada,
  • riego adecuado;
  • Oxigenación óptima.

Si faltan estos elementos, las raíces de las plantas de cáñamo legal no pueden hacer su trabajo para alcanzar su máximo potencial, y a menudo, se enferman o debilitan.

La salud de las raíces puede considerarse, en cierto sentido, la clave para el éxito del crecimiento y el desarrollo de las plantas de cáñamo.

Por lo tanto, es importante comprender cuáles son los errores que se deben evitar durante el cultivo y lo que todo cultivador de cáñamo debe saber para lograr los resultados deseados.

Lee también: Amazon y cannabis: declaración a favor de la legalización

Raíces de la marihuana y problemas comunes

Más arriba hemos ya aclarado que para que las raíces de las plantas de marihuana se desarrollen al máximo y desempeñen su papel vital de la manera correcta, deben poder disfrutar del espacio necesario, la nutrición adecuada y mucho más.

A menudo, los cultivos de cannabis legal de mala calidad se deben a la falta de atención a las raíces: si no absorben la nutrición adecuada, el número de cogollos resultante será bajo y la producción de resina y todo lo que se necesita para lograr los principales derivados del cáñamo (como el hachís legal) será insuficiente.

Pero específicamente, ¿qué puede pasar cuando se descuidan las raíces?

Uno de los problemas más comunes con las raíces de las plantas de marihuana es el fenómeno del enredo.

Las raíces se anudan, creando una especie de ‘bola’, porque no tienen suficiente espacio para expandirse.

Este fenómeno puede ralentizar el crecimiento de la planta, afectando negativamente su desarrollo.

Para evitar que esto suceda, es importante mantener siempre las raíces bajo control y trasplantar a medida que crece, para que tanto el sistema radicular como la propia planta tengan la oportunidad de expandirse a su máximo potencial.

Otro efecto que es importante evitar es la podredumbre.

Normalmente, el color de las raíces de las plantas de marihuana legal es el blanco.

Si el blanco se vuelve marrón y las raíces empiezan a oler desagradablemente, es probable que estén sufriendo un exceso de agua y hayan sido atacadas por bacterias y/o moho.

Para evitar este tipo de molestias, es importante asegurarse de que el sistema radicular pueda disfrutar de la oxigenación adecuada y que no haya encharcamientos hídricos.

Sin embargo, ante el problema ya presente, en la mayoría de los casos es recomendable eliminar las plantas comprometidas para que no supongan una amenaza para las que lass rodean.

Además de esto, por supuesto, las raíces de las plantas de cáñamo pueden ser víctimas de parásitos, bacterias y virus .

Para minimizar estas posibilidades, es importante mantener tanto el medio ambiente como el equipo lo más limpios posible e inspeccionar con frecuencia las plantas para identificar cualquier amenaza a tiempo.

Maceteros de pañuelos para oxigenar las raíces de la marihuana

¿Cómo mejorar la salud de las raíces de las plantas de cannabis? Aquí hay algunos consejos

Para mantener el sistema radicular de las plantas de cannabis legal en excelente estado de salud, es fundamental seguir algunas pequeñas (pero muy importantes) precauciones.

Empecemos por las macetas.

Tu elección, cuando se trata de plantas de marihuana, puede ser muy importante de muchas formas.

En los últimos tiempos, muchos cultivadores de cáñamo han comenzado a utilizar recipientes de plástico con cientos de orificios para el aire. Éstos garantizan una excelente oxigenación del sistema radicular y evitan que las raíces giren alrededor de la base y los lados de la maceta y se enreden.

Siempre para poder oxigenar las raíces de la mejor manera posible, en la hempicultura también se suelen utilizar macetas de tela: excelentes herramientas que permiten que el oxígeno atraviese el terrón de suelo de forma óptima y, al mismo tiempo, previenen la formación de estancamientos o humedades.

En cuanto a la capacidad de las macetas, es bueno elegir un tamaño adecuado para cada fase del crecimiento de la planta.

Si es excesivamente grande, la maceta podría provocar un estancamiento de agua y nutrición y, en consecuencia, pudrición de la raíz y algunas anomalías en el follaje.

Sin embargo, cuando la maceta es demasiado pequeña, no puede contener toda el agua y los nutrientes que necesita la planta, privando al sistema de raíces del espacio necesario para expandirse.

Digamos que, en general, en cuanto a la genética del cannabis legal caracterizada por largos periodos vegetativos, un envase de 30 o 50 litros podría estar bien; mientras que para las genéticas que alcanzan la fase de floración más rápidamente (como las autoflorecientes), 15 o 20 litros pueden ser suficientes.

Por supuesto, estos son datos indicativos que pueden variar de un caso a otro.

Puede parecer extraño, pero en el cultivo al aire libre, incluso el color de la maceta puede marcar la diferencia.

¿Por qué?

Las raíces de cannabis necesitan mantener una temperatura constante, en torno a los 22 ° C.

Las macetas oscuras, especialmente las negras, si se exponen a las altas temperaturas del sol de verano podrían sobrecalentar demasiado las raíces, debilitando y comprometiendo su capacidad para alimentarse. Es preferible optar por las macetas blancas , que al absorber menos calor mantienen el sustrato más fresco.

¿Y el suelo y la comida?

Para que el sistema radicular del cannabis se mantenga en excelente estado de salud y absorba toda la nutrición necesaria para el desarrollo de la planta, es fundamental utilizar un sustrato de buena calidad y con una buena relación simbiótica entre bacterias.

Es bueno, entonces, no excederse con fertilizantes .

Una cantidad excesiva de nutrientes (ya sean compuestos químicos o fertilizantes orgánicos para el cáñamo ) en lugar de estimular el crecimiento de la planta, podría empapar las raíces durante mucho tiempo, provocando un fenómeno conocido llamado ‘quema de estiércol’.

También es fundamental dosificar la cantidad de agua de forma adecuada.

Las raíces de cannabis temen el estancamiento del agua, por lo que es mejor no exagerar.

Si la planta necesita más agua, de hecho, lo comunicará por la aparición de las hojas y también será evidente por el hecho de que la tierra se secará muy rápido.

Si, por el contrario, hubiera demasiada agua, solucionar los problemas asociados al riego excesivo sería mucho más complicado.

Lee también: El top 5 de la mejor hierba legal según nuestros clientes

Para concluir

Como has podido leer en este estudio, las raíces desempeñan un papel muy importante en el proceso de desarrollo y maduración de las plantas de cáñamo.

Si estas no son saludables, el resto de la planta tampoco puede serlo.

Sin embargo, si están en buena forma, será posible alcanzar la etapa de floración y cosecha de la mejor manera posible.

Quienes trabajan en el sector de la hempicultura, por tanto, si quieren obtener excelentes resultados, deben prestar la máxima atención al sistema radicular: el componente clave del éxito de la planta.

Dicho esto, y siempre recordando que en España no está permitido cultivar y consumir cannabis, te invitamos a visitar nuestra tienda Justbob donde podrás comprar marihuana legal y sus derivados (como hachís y aceite de CBD) con fines de colección.

Echa un vistazo a todas nuestras propuestas, estamos seguros de que encontrarás los productos adecuados para ti.

Te esperamos en nuestra tienda online de cannabis CBD. ¡Nos vemos pronto!



Source link

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar usted acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios