blank

Un grupo comercial europeo afirma que el cáñamo puede ser la clave para un sector textil sostenible


A medida que evoluciona la estrategia de la Unión Europea para la industria textil, el cáñamo puede desempeñar un papel fundamental para que el sector sea sostenible, sostiene el principal grupo europeo de cáñamo industrial en un documento de posición publicado recientemente.

«Dado el interés de la Comisión (Europea) por explorar nuevos materiales y modelos de negocio, así como el alto valor económico y medioambiental del cultivo del cáñamo, la fibra de cáñamo será una de las principales fibras naturales que la UE debería estudiar con el objetivo de crear un sector textil verdaderamente europeo y sostenible», escribió la Asociación Europea de Cáñamo Industrial (EIHA) en el documento.

La Asociación dijo que la UE debería fomentar la colaboración para avanzar en el desarrollo de procesos y productos innovadores, al tiempo que se fomenta la relocalización de todas las etapas de la producción textil para recuperar «la soberanía parcial de las materias primas».

Objetivos de la UE

La industria textil ha sido señalada como un sector clave en la transición de Europa hacia una economía más ecológica y sostenible. El sector es el cuarto mayor consumidor industrial de materias primas y agua -después de la alimentación, la vivienda y el transporte- y ocupa el quinto lugar en cuanto a emisiones de gases de efecto invernadero, según la UE.

La Estrategia de la UE para el sector textil pretende impulsar el mercado de los textiles sostenibles y crear nuevos modelos de negocio ecológicos. La estrategia prevé el desarrollo de medidas de diseño ecológico, promueve la utilización de materias primas secundarias y fomenta la reducción de las sustancias químicas peligrosas utilizadas en el procesamiento, al tiempo que ofrece a las empresas y a los consumidores privados un mayor acceso a productos respetuosos con el medio ambiente.

Una cascada positiva

El sector textil europeo, compuesto principalmente por pequeñas y medianas empresas, ha empezado a recuperarse tras un largo periodo de reestructuración, según la Comisión Europea. Sin embargo, el 60% de la ropa de la UE sigue produciéndose en otros lugares si se considera en términos de valor.

«La transformación (de los textiles) en el territorio de la UE podría provocar un efecto positivo en cascada en la cadena de valor de los productos textiles e impulsar la creación de nuevos puestos de trabajo, lo que resulta muy atractivo para los jóvenes agricultores y empresarios», afirma la EIHA en el documento. «Una industria textil del cáñamo próspera daría impulso a la obtención de nuevas variedades (de cáñamo): esto se traduciría en un aumento de la calidad de la fibra y de sus coproductos (semillas, virutas, material verde), reforzando así el carácter polivalente del cultivo.»

Otras recomendaciones

En otras recomendaciones del documento, EIHA insta a la Comisión Europea a :

  • Reconocer el potencial del cáñamo para el almacenamiento de carbono en el suelo, la descarbonización de los productos manufacturados y los otros beneficios del ecosistema que proporciona el cultivo del cáñamo, como la biodiversidad y la protección y restauración del suelo. «Por lo tanto, el aumento de la cuota de fibra natural en el mercado debe considerarse como una alternativa valiosa y un complemento necesario de un mayor reciclaje de textiles sintéticos, así como una acción concreta para reducir y/o equilibrar las emisiones de CO2», según EIHA.
  • Considerar la reciclabilidad y compostabilidad de los productos acabados como algo esencial para alcanzar niveles de cero residuos, y fomentar la circularidad total en toda la cadena de valor.
  • Hacer hincapié en la evaluación de las mejores tecnologías disponibles, apoyar la innovación y adoptar herramientas de gobernanza esenciales para el desarrollo de una «cadena de suministro nueva pero tradicional».
  • Trabajar con la industria para reducir los agentes contaminantes desde la agricultura hasta el reciclaje mediante proyectos de investigación y desarrollo y políticas. «Teniendo en cuenta la urgencia de la cuestión de la contaminación por microplásticos, deberían elaborarse normas vinculantes y claras para obligar a las empresas que operan en el mercado europeo a poner fin a la liberación de microplásticos en un plazo claro», sugirió EIHA.
  • Emplear tecnologías de cadena de bloques y códigos de barras matriciales para proporcionar trazabilidad, y sistemas de certificación, para informar a los consumidores sobre la sostenibilidad de los productos.
  • No considerar los sistemas de certificación privados ya utilizados en la industria textil como normas establecidas. «Además, no debe fomentarse su uso en el B2B y B2C, ya que dirige un enfoque disperso, lo que da lugar a posibles desigualdades entre los operadores», señaló EIHA.
  • Establecer un diálogo entre múltiples partes interesadas en el que todos los participantes en la cadena de valor puedan plantear sus preocupaciones en igualdad de condiciones y contribuir con total transparencia al diseño de las políticas.



Source link

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar usted acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas.

Para utilizar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios